miércoles, 8 de junio de 2011

¿Es este el momento?

Hace algún tiempo que me lleva rondando la idea de escribir un blog y resulta que, cuando me decido a arrancarlo, no sé por dónde empezar. Y es que han sido tantas las experiencias vividas y que podría haber escrito, que ahora no sé cuál es el punto de partida.

Así pues, como no merece la pena mirar atrás e intentar dejar la huella del pasado, lo mejor es empezar por el hecho que me ha llevado hasta aquí y que en cierta forma, resume mi modo de vida de hoy en día e incluso parte de mi forma de ser.


Wonder Woman (quién es parte del nombre de este blog), es una de las primeras súper heroínas en aparecer en cómics, historietas y películas, es un personaje puramente feminista a pesar de su diseño claramente sensual y dirigido a hombres.

Pero lo más interesante está en su origen. Ella es la Princesa Diana de las Amazonas, diosa de la caza (me apasionan las historias de estas guerreras). Fue formada en un principio por su madre en una figura de arcilla y se le concedió vida por la súplica de su madre Hipólita a la diosa Afrodita. Diana creció siendo la más bella amazona de la Isla Paraíso, con la sabiduría de Atenea, tan fuerte como Hércules y más ágil y veloz que Hermes.

Y todo esto, ¿por qué?

Simplemente, me siento identificada con ella de alguna forma. Me he sentido con la necesidad de ser una súper heroína o una amazona, una y mil veces. Siempre con un claro objetivo: ser la más sexy o sensual, estar siempre guapa y femenina, por supuesto ser inteligente y poder llegar lejos laboralmente, ser fuerte para llevar una familia adelante y afrontar con éxito los problemas, ser lo suficientemente ágil como para encontrar soluciones rápidamente y ahora también, ¿por qué no? ser la más veloz para llegar la primera.

Y ciertamente, esto es imposible. No podemos pretender ser Wonder Woman en toda su esencia o cualquier otra súper mujer del universo. Es un objetivo inalcanzable que sólo nos conduce a la frustración. Nos fustigamos constantemente con el látigo de la exigencia y apenas nos damos un respiro con nuestros fracasos o errores. Sin embargo cuando caes, cuando te crees vencida y te levantas para seguir adelante… descubres que en tu interior está la heroína que llevabas buscando tanto tiempo.

En esos pequeños pasos que voy (vamos) dando, está Wonder Woman. Y descubres que eres la más sexy o sensual para esa persona que te quiere, la más guapa para tus amigos, la más inteligente para tus padres, la más fuerte para tus hijos, ágil para tus familiares más queridos e incluso la más veloz para tus compañeros.

Somos lo que somos y tenemos que aprender a disfrutar de nuestros éxitos, de nuestro entorno y en definitiva… de esas personas que nos quieren. No nos perdamos en universos paralelos de personajes que no somos, no perdamos el tiempo en buscarnos donde no estamos. Disfrutemos con las personas que queremos, para ellas ya somos “ese personaje fantástico”. Aprovechemos al máximo nuestras aficiones… vivir es compartir. No nos quedemos nada dentro, que fluyan nuestros sentimientos, a veces es bueno decir “te quiero”.

No somos súper héroes y no podemos controlar el tiempo... así es que... pensémoslo.

Para que las vírgenes aprovechen el tiempo

Coged las rosas mientras podáis,
veloz el tiempo vuela,
la misma flor que hoy admiráis,
mañana estará muerta.

La gloriosa lámpara del cielo, el sol,
cuanta más altura alcanza,
más habrá recorrido su camino,
y más cerca estará del ocaso.

La mejor edad es la primera,
cuando la juventud y la sangre están más calientes;
pero consumidas, la peor,
y peores tiempos siempre suceden a los anteriores.

Así pues no seáis reacias,
sino aprovechad el tiempo,
y mientras podáis, casaos,
pues una vez perdida la primavera,
puede que esperéis para siempre.

Robert Herrick.

5 comentarios:

Dragonkik55 dijo...

Una vez leyendo a Isabel Allende, se me quedó grabada una frase que decía el protagonistaa: "buscando, siempre buscando, pero nunca dentro de mi mismo". De alguna manera, refleja lo que dices, el ser humano tiene un defecto, la insatisfacción. Siempre estamos buscando algo que no somos, algo que no queremos, algo que en realidad no nos importa, y que por supuesto no nos impresiona.
Y si, en definitiva, más carpe diem.

Ruty dijo...

Al titulo respondo, por supuesto heroína, a caso dudabas de los superpoderes que todas tenemos? ;)

claudio luna dijo...

No seré yo quien ponga una sola duda sobre tus palabras. Estar convencido de lo que se hace es una idea que suele faltarnos a muchos en ciertas ocasiones. Si tú lo estás, pocas cosas se te resistirán, ni siquera las inalcanzables... por muy lejanas que parezcan.

Mario GGm dijo...

Buena iniciativa y muy atractivo el blog...habrá que seguirlo ;-)

Esta entrada es un paso que suma a los que vienes dando, Go for it!

Luma dijo...

Muy bonito, la narración y el sentimiento que expresas en ello. Casi me haces llorar, si prácticas lo que dices... habrás dado un gran paso, para sentirte a gusto contigo misma. Que en difinitiva es lo que buscamos todos.
Sigue así, prometes ser una gran narradora, llena de una gran fuerza emocional.


Besos miles